martes, 18 de abril de 2017

Angustia

ese tal vez es un ¿qué?

¿cómo decirle a la noche que me habitas?

¿que coexisto por tu aire y tu latido?


prófugo



ese tal vez

                  quizá dijo un

o un no

                 convertido en tormento






el sexo es sólo 
pronunciación
en la boca 
del otro


callar 

          y  

              mirar 


con la angustia


de la esperanza perdida.

domingo, 12 de febrero de 2017

Hay días (fragmento)

A veces
dedico tiempo en el día para pensar en ti
cuando tomo la taza de café entre mis manos
cuando firmo papeles
cuando, al final de la jornada
              una copa de vino me espera.

A veces, cuando la luna llega
dedico momentos
minutos
horas
noches
para pensar en tí.


viernes, 20 de enero de 2017

Señor
El camino al abismo
es una tentación latente
mi cuerpo es arrastrado
y no tengo mayor oposición.

Señor,
¿cuándo la palabra se hizo ausencia
y dejó que se marchitaran mis oídos?

Señor,
no soy yo quien te invoca
sino los labios que aún tienen esperanza.
El alma se evaporó antes de tiempo
difuminándose en el óxido.

Señor,
la profundidad de este túnel
me pierde.

lunes, 28 de noviembre de 2016

Fotografía

Te enamoraste de una imagen
de lo imperecedero
de lo inanimado.

Esa,
no era yo
sino
la parcialidad
de alguien.

Yo,
la real,
soy la inexistencia
de tu mundo.

La sonrisa perfecta
la mirada encantadora
el cabello de amaneceres
algún día
envejecerán
aunque no lo asumas.

No te enamoraste de mí
sino del reflejo fragmentado
de mi yo perpetuo.


sábado, 5 de noviembre de 2016

Padre

El abandono sucedió antes de la partida.

La ausencia de tí
llenó los huecos
con neuróticas alergias

Las mañanas nunca fueron de nosotros.
El plato no vino de tu mano.
La noche no llegó con tus palabras.

En la habitación
donde moró el ángel de la guarda
que mamá hizo
no estuviste tú.

En la casa
fueron las oraciones que ella nos enseñó
los platos plásticos que ella colocó
la comida que ella preparó
el cariño que ella entregó

Nos habías dejado antes de conocernos.

En el vientre no fui el hombre que quisiste
ni mis hermanos las niñas que deseaste.

Nací mujer
y eso
fue el sino de la desgracia marcada

Mujer
Objeto
Nada

Jamás cumplí tus expectativas

Hay tanto por reconstruir
en este edificio
de 36 pisos
abandonado
que soy.

domingo, 30 de octubre de 2016

Nocturnal V

A F. 

Eres los be(r)sos
de hiel y miel
que se diluyen
en los ríos
de esta mancha
humana.

Las ardientes horas
del deseo fecundo
en las bocas.

Veo deambular tu imagen
por un efecto de
Mercedes Sosa en mis oídos.

La ley se parece tanto
a este estado etílico del poeta
el sí y el no unidos.
¿Quién puede renunciar a ello?
Eres la paz adrenalínica de mis días.

Nocturnal IV

En este suspiro
se agota mi vida y
se evapora tu palabra.

Moléculas de vaho ardiente
que calcinan esta boca abierta
poseedora del deseo.